Dibujo absoluto

Dibujo absoluto

viernes, 18 de julio de 2014

Entrevista a un maestro budista. Geshe Michael: budista, escritor y conferencista (Fragmento de una entrevista de El Tiempo)

Geshe Michael Roach es un estadounidense que se convirtió en maestro espiritual del budismo. Emprendió su viaje después de que le diagnosticaron un cáncer avanzado a su mamá.

Su proceso espiritual comenzó en 1973 cuando llegó a India en busca de respuestas en torno a la vida y lo que estaba sucediendo con su mamá. Estudió 25 años con el maestro Khen Rinpoche Geshe Lobsang Tharchin, un erudito del budismo, perteneciente a uno de los tres monasterios del Tíbet más grandes y antiguos.

Desde 1993 Geshe Michael se ha dedicado a transmitir las enseñanzas del budismo a occidente, iniciando en Estados Unidos.

¿Por qué se inició en el budismo?

Mientras cursaba mis estudios universitarios mi madre se enfermó y le diagnosticaron un cáncer bastante grave, esto me impulso a viajar a India en busca de respuestas. Así conocí el budismo y vi por primera vez al Dalai Lama.

¿Qué recuerda de su primer encuentro con el Dalai Lama?

Cuando lo vi por primera vez no era famoso. Salía a la terraza de su casa a responder las preguntas de todo aquel que se acercaba allí.

Yo llegué con unos hippies, uno de ellos pregunto de forma grosera: ¿el budismo es una religión igual a todas, que pelean y dividen a las personas?; no pensamos que fuera responder, fue una ofensa.

Pero él en medio de su tranquilidad y carisma respondió: muchas religiones en el mundo, podemos cruzar una línea y decir que debajo de ella están los que actúan mal y arriba de la línea están las personas que entienden el significado espiritual de la vida, sin importar su religión.

¿Cómo se prepara un maestro espiritual?

Hay que ser muy fuerte y paciente. Cuando empecé éramos aproximadamente 60 y terminamos cuatro. Estudiamos los libros antiguos y realizamos largas jornadas de debate entre estudiantes y maestros. Además, practicamos variadas técnicas de meditación, es como muchos sabores deliciosos de helados. Cuando los maestros consideran que estamos preparados nos permiten practicar las asanas (posturas de yoga). Terminamos el proceso los que estudiamos con amor. Sin orgullo.

¿Cuál es su opinión sobre las prácticas occidentales del yoga?

Es bastante distinto a India. En el Tíbet nos debemos preparar mucho en diferentes aspectos espirituales; en occidente solo pagas un poco y ya está. Pero, me siento feliz de decir que todas las asanas que la gente está practicando en todo el mundo son las correctas y que están haciendo yoga de verdad. Esto se debe a que algunos maestros respetables e importantes, para el mundo del budismo, han traducido y organizado las asanas para que cualquier persona pueda practicarlas de la forma correcta.

¿Qué pasó con la enfermedad de su mamá?

Algo muy especial. Un día le conté a un maestro la situación de mi madre y dijo: tráela al monasterio, eso es especial porque no es común que suceda. Allí, realizamos un encuentro con el Dalai Lama y su médico quien le hizo un chequeo determinando que ya era demasiado tarde, entonces, el Dalai Lama dijo que le debíamos enseñar a morir y que debíamos llevarla a casa. Ella murió tranquila con la familia y su biblia en las manos.

¿Desea transmitir algún mensaje a los lectores?

Lo que quiero debo darlo, eso pone una semilla (idea) karmica en el mundo y es la manera de obtener lo que deseamos. Se trata de sembrar semillas en mi mente y en la mente de todos.

El grupo Atman Yoga realizó una serie de conferencias en el país con el maestro Geshe Michael Roach. Las charlas se enfocaron en la variedad temática desde temas empresariales, pasando por las relaciones entre parejas, hasta conversatorios con víctimas de la violencia.


Visto en : EL TIEMPO (Medellín)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.