Dibujo absoluto

Dibujo absoluto

miércoles, 23 de julio de 2014

Últimos estudios científicos sobre sucede con el cerebro cuando está meditando

Además de ser una forma de calmar nuestros pensamientos y el reducir el estrés, la meditación ayuda a nuestro cerebro a procesar más pensamientos y sentimientos, según científicos de Noruega y Australia.

Existen diversos tipos de meditación, no obstante, todos buscan encontrar mayor paz, menos estrés, tener una mejor concentración, una mayor conciencia de sí mismo y un mejor procesamiento de los pensamientos y sentimientos. Investigadores de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología (NTNU), la Universidad de Oslo y la Universidad de Sydney están tratando de determinar cómo funciona el cerebro durante los diferentes tipos de meditación.

Diferentes técnicas de meditación en realidad pueden dividirse en dos grupos principales: la “concentración”, donde la persona centra la atención en su respiración o en pensamientos específicos, y al hacerlo, suprime otros pensamientos; y la “meditación no directiva”, donde la persona que está meditando se concentra en su respiración o en un sonido de meditación, pero su mente vaga a su antojo.
Nadie sabe cómo funciona el cerebro cuando se medita. Es por eso que me gustaría estudiarlo", dijo Jian Xu, un médico en el Hospital St. Olav en Trondheim, Noruega e investigador en el Departamento de Circulación y imágenes Médicas en la NTNU en un comunicado de las Universidades.
Para descubrirlo, los científicos reunieron a 14 personas que tenían una amplia experiencia con la técnica de la meditación noruega Acem (ésta es una técnica que entra en la categoría de la meditación no directiva). Mientras meditaban, su cerebro fue monitoreado por medio de resonancia magnética. El grupo realizó ambas técnicas de meditación: no directiva y concentración.

La meditación no dirigida llevó a una actividad más alta en la parte del cerebro dedicada a procesar pensamientos y sentimientos auto-relacionados. Cuando los sujetos realizaron pruebas de meditación de concentración, la actividad en esta parte del cerebro era casi la mismo que cuando descansaban.

Me sorprendió que la actividad del cerebro era mayor cuando los pensamientos de la persona vagaban libremente por su cuenta, en lugar de cuando el cerebro estaba más enfocado. Cuando los sujetos dejaron de hacer una tarea específica y no estaban haciendo realmente nada especial, hubo un aumento de la actividad en el área del cerebro donde se procesan los pensamientos y los sentimientos. Se describe como una especie de red de reposo. Y esta área fue más activa durante la meditación no directiva”, dijo Xu.
El estudio indica que la meditación no directiva permite más espacio para procesar los recuerdos y las emociones en comparación con la meditación concentrada. Esta área del cerebro tiene mayor actividad cuando descansamos.


La meditación es una actividad que es practicada por millones de personas. Es importante que nos damos cuenta de cómo funciona realmente. En los últimos años se ha producido un fuerte aumento de la investigación internacional sobre la meditación. Varias universidades de los Estados Unidos gastan una gran cantidad de dinero en la investigación en el campo. Así que creo que es importante que también estamos activos ", explicó Svend Davanger, neurocientífico de la Universidad de Oslo y co-autor del estudio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.